Cúmulo Globular – Messier 10

turismo-sideral/ agosto 9, 2020/ Astrofotos

Un cúmulo globular es un conjunto esférico de estrellas que, por lo general, orbita un núcleo galáctico como si de un satélite se tratara. Los cúmulos globulares están muy unidos por la gravedad, lo que les da sus formas esféricas y densidades estelares relativamente altas cerca del centro. El nombre deriva del latín globulus, cuyo significado es el de “esfera pequeña”.

Los cúmulos globulares se encuentran en la zona del halo galáctico de una galaxia y contienen considerablemente más estrellas y son mucho más antiguos que los cúmulos abiertos, menos densos, que se encuentran en el disco de una galaxia. Los cúmulos globulares son bastante comunes; existen alrededor de 150 a 158 cúmulos globulares conocidos actualmente en la Vía Láctea, y quizás de 10 a 20 más aún por descubrir por estar situados tras el centro oscurecido por las propias miles de estrellas del núcleo y del polvo interestelar. Las galaxias más grandes pueden tener aún más cúmulos globulares: así, la galaxia de Andrómeda, por ejemplo, puede llegar a tener hasta 500. 

El Cúmulo globular Messier 10 (también conocido como  M10 o NGC 6254) es un cúmulo globular de la constelación de Ofiuco. Fue descubierto por Charles Messier el 29 de mayo de 1764 y lo definió como una “nebulosa sin estrellas“. Haciendo uso de instrumentación más grande y precisa, el astrónomo alemán William Herschel pudo resolver esta agrupación estelar y descubrir que era un cúmulo de estrellas individuales, el cual describió como “un hermoso conjunto de estrellas comprimidas entre sí“. Se estima que se encuentra a  una distancia de unos 14300 años luz.

De su velocidad radial, 75.4 km/s, se deduce que se aleja de la Tierra a más 271440 km/h: esta velocidad está originada por la combinación de su velocidad orbital alrededor del núcleo de la Vía Láctea, además de la velocidad propia del Sol y de la Tierra.

Compartir esta entrada